QUÉ DICEN DE MI

“Gracias a Rubén he podido ir más allá en la idea de como me identificaba como profesional y emprendedora. Rubén es una persona que sabe escuchar y de gran empatía, pero sobre todo sabe ponerte en marcha. El feedback recibido por su trabajo, tanto de clientes habituales y de nuevos ha coincidido,  y ambos han comentado que la  comunicación y las acciones de mi empresa definen perfectamente mi trabajo, les encanta. Rubén sabe convertir tus ideas en realidad. Además, es encantador y positivo en todos los aspectos. No hay duda en que es una persona que te ayuda a ir hacia adelante y con una sonrisa.”
Heidi S.

‘Ha sido una experiencia muy positiva, no sólo respecto a los conocimientos adquiridos en las tres semanas del programa, sino también al ver como he crecido como persona y joven profesional en este corto periodo de tiempo. La manera de trabajar ha sido perfecta y gracias a la motivación de Rubén, he conseguido dedicar todo el tiempo que teníamos disponible y más.’
Oriol F.

“Rubén para mi ha sido un catalizador. Catalizador según wikipedia: ‘La catálisis es el proceso por el cual se aumenta la velocidad de una reacción química, debido a la participación de una sustancia llamada catalizador y las que desactivan la catálisis son denominados inhibidores. Un concepto importante es que el catalizador no se modifica durante la reacción química, lo que lo diferencia de un reactivo.’
Es decir, gracias a Rubén hemos desactivado mis inhibidores. Digo hemos porque lo hemos hecho juntos. He sentido en todo momento su implicación, su preocupación por solucionar un problema. En mi caso aceptar lo que soy, lo que me gusta hacer y por lo que merece la pena levantarse todos los días contento, positivo y con ganas de disfrutar de la vida!
Al que le toca el gran trabajo, el verdadero esfuerzo no es a Rubén, es a la persona a la que ayuda. No por esto lo que hace Rubén es menos importante. Solo quiero constatar, como siempre incide él en su blog, que ese gran trabajo que hay que hacer nos da miedo, nos infunde temor, en definitiva nos inhibe por completo.
El ser humano es un luchador nato, un superviviente, un ganador en la evolución pero a la vez es un animal domesticable y por desgracia estamos demasiado domesticados, tan domesticados que vamos perdiendo esa energía, esa chispa, ese instinto que se nos despertaría en una situación de peligro, o si estuviéramos perdidos en medio de una selva y solo la posibilidad de seguir viviendo dependiera única y exclusivamente de nosotros mismos. 
Eso es  lo que despertó Rubén en mi, pero como la potencia sin control no sirve de nada, e incluso diría que es peligrosa, tambien me ha enseñado el, como se lee en la bandera de Brasil, orden y el progreso.
Hemos analizado problemas, sacado conclusiones y planteado diferentes soluciones, hemos marcado fechas y las hemos y no las hemos cumplido, y cuando no las hemos cumplido analizamos porque no y volvimos a planificar de nuevo…. en definitiva encontrar una metodología de trabajo para empezar, pero esa metodología, ha de ser como la vida misma, flexible, elástica, moldeable, adaptable….. como es la vida, conocimiento e improvisación. Jazz, la vida es jazz.
Afortunadamente en mi caso esa constancia a dado resultados muy buenos. Una vez vencido el miedo solo queda disfrutar. Disfrutar trabajando cada día y disfrutar de las consecuencias que nuestras acciones y creaciones producen!!”
Ricardo T.

“Rubén es una persona carismática y “empujador” profesional, y a lo largo de mi experiencia profesional ha sido siempre un guía. En mis últimas iniciativas empresariales, él me ha ayudado a perfilar y definir proyectos, siempre con soluciones prácticas y herramientas para llevar a cabo los diferentes pasos. La consultoría con él me da un enfoque holístico en la vida+trabajo. Y él está siempre a un mail, skype o llamada telefónica de distancia.”
Laura C.

“Rubén es una persona increíble, entusiasta, con mucha energía, divertido y sobretodo con ganas de cambiar las cosas. La primera vez que lo vi pensé que era diferente a los demás, ya que desprendía una energía positiva que hoy en día es difícil de encontrar. Empezamos a hablar, y solo con la primera conversación ya me despertó algo en mi. Poco a poco, se fue interesando en mis proyectos y empezó a guiarme en como desarrollarlos. Es una persona muy clara, con una manera de hacer muy fácil y que sabe muy bien como guiarte y como enseñarte. Siempre te dice que “cuando empiezas un proyecto piensa que es una carrera a fondo y no un sprint” y me encanta esta frase, ya que define muy bien lo que es ser emprendedor, una cosa que él conoce muy bien. Es muy profesional, metódico y sabe como ayudar a perder los miedos que tenemos para avanzar con una idea o proyecto. Estoy muy contenta de que un día entrase en mi vida y me enseñara a que las cosas cambian si nosotros perdemos el miedo y avanzamos, y que da igual dónde vivamos ya que los cambios los generamos nosotros.”
Anna T.

“Rubén te mira a los ojos, te cuenta historias que conoce de personas que no se rinden, de personas que por no rendirse han conseguido aquello por lo que luchaban… Te sigue mirando a los ojos y te escucha, luego esos ojos deambulan por el aire buscando las palabras precisas, las encuentra y pam!! ahí van lanzadas directas a ese miedo que te impide mover los pies. No es fácil su tarea por que todos estamos tan cagados de miedo o tan cansados de la lucha que dan ganas de tirar la toalla: de tirarla, hacerla jirones, prenderle fuego… Así que podríamos decir que la principal labor de Rubén es que antes de que hagas barbaridades con tu “toalla” vuelvas a encontrarle sentido al por qué es mejor intentarlo que morirte de asco y de pena en la resignación. Es el lavandero de las toallas metafóricas que llevamos a cuestas, vamos: un instigador de sueños.”
Meritxell N.

“Más que consultor personal, yo diría que Rubén es un consultor amigo. Sensible y comprometido, escucha atentamente mientras va adaptando su nueva propuesta. Nunca te ofrece un “no”; te sugiere un camino por el que comenzar a transitar hoy mismo, aplicando métodos, utilizando herramientas y trabajando competencias. Honesto y directo, siempre está disponible para darte su opinión sincera. Es un placer tenerlo como amigo y, además, como consultor personal.”
Enrique R.

“Trabajar con Rubén durante estos meses ha sido un aprendizaje constante desde la primera sesión, ya que he prosperado tanto a nivel personal como profesional. Me ha proporcionado nuevas ideas y las herramientas necesarias además de ayudarme a afrontar y enfocar nuevos proyectos innovadores siempre fijando los objetivos que queremos alcanzar. Además de proponerme actividades, tareas, ejercicios que me han ayudado a orientarme a encontrar mis pasiones y motivaciones a nivel laboral.”
Anna P.

 

Si quieres recibir información o realizar cualquier consulta no dudes ponerte en Contacto

 

 


Loading