The cave you fear to enter holds the treasure you seek. Joseph Campbell Demasiado a menudo dejamos de hacer lo que más queremos, dejamos apartados nuestros sueños por miedo a lo desconocido, a que no salga bien ese paso adelante o por no querer hacer esos cambios personales que nos ayudarían a estar más cerca de nuestros sueños. Preferimos que cambien otros, que cambie nuestro entorno y entonces sí, entonces podremos movernos de donde estamos a donde queremos por arte de magia. Pero eso no suele suceder así. A veces pasan días, semanas, meses e incluso años y décadas hasta que uno decide entrar en esa cueva oscura. En la mayoría de los casos el mundo se pierde tus sueños, tus ideas. Esperamos que algo externo suceda para darnos esa extra valentía, ese efecto motivador, esa seguridad para entrar. Acabamos acallando ese sueño aún cuando en el fondo de nuestro corazón hay una sensación de luz parpadeando, un suspiro por querer saber que hay en ese cueva y si esto que tengo es realmente lo que quiero. Quizá una manera de entrar en esa cueva, sería ir a la tienda comprar un linterna y entrar sin pensárselo. Como ya sabrás, al…

View the article
@