Your strong beliefs started as gentiles thoughts. Todavía no recuerdo donde leí esta frase.  Apareció en una de mis libretas hace unas semanas y desde entonces no he dejado de darle vueltas al post que podría escribir sobre ella. Hoy después de días de luchas internas con mis propias creencias, viejos hábitos y cerca del lanzamiento de un nuevo proyecto, noto más fuerte que nunca esas creencias, que son limitadoras por momentos y de gran apoyo en otros. Si lo piensas por unos instantes, todo empezó con un simple pensamiento en tu cabeza. Lo repetiste tanto que se convirtió en creencia, éste generó un sentimiento y las dos cosas juntas acabaron creando muchas de nuestras acciones y experiencias. Al menos es lo que yo pienso al respecto. En algunos casos, puede que a muy temprana edad, creyeras lo que te dijera algún profesor, familiar o persona cercana y eso acabara convirtiéndose en una realidad positiva o negativa para ti. Tu no sirves para dibujar, el dinero es malo o la gente con dinero es mala, los que son del aquella ciudad son así o los que vienen de aquel país son asá y mil cosas más que van determinando nuestro…

View the article

Puede que pienses que no eres favorito, que no tienes los contactos adecuados, que no tienes dinero suficiente, que eres demasiado joven o viejo, que no cuentas con los estudios necesarios, que estás demasiado gordo o demasiado delgada, que tu familia y amigos no lo entenderían, que no vas a ser capaz de aprender lo necesario, que no va a salir perfecto a la primera y no quieres empezar sin la promesa del triunfo, que si fracasas no vas a servir para nada o que todos esos sueños son para otros y no van contigo. Puede que sientas excitación al pensar que podría llegar a sucederte y verte disfrutando con lo que harías y justo un mili-segundo después, la voz en tu cabeza te halla hecho sentir terror con la idea de que pueda salir bien o mal y el miedo te paralice y dejes pasar el momento. Cada instante es un nuevo comienzo y éste es el tuyo si tú lo quieres.  

View the article
@